Museoak.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

 

Museos

  • Castillo de Muñatones
    El Castillo de Muñatones es el resultado de un largo proceso de construcción, que se prolongó durante los siglos XIV y XV, en el contexto de las guerras de bandos que asolaron el País Vasco en aquellos tiempos. Debido a su excepcional valor histórico y a la calidad de los restos conservados fue declarado Conjunto Monumental. Estamos ante la única torre de Bizkaia que merece la calificación de castillo, por su sistema de murallas exteriores. Ligada, además, al poderoso Lope García de Salazar, hombre de armas y de letras, a quien debemos la redacción de las conocidas Bienandanzas e Fortunas. La Ferrería de El Pobal guarda una estrecha relación con esta fortaleza banderiza. Ochoa de Salazar, nieto del cronista Lope García, construyó la ferrería a comienzos del siglo XVI y sus descendientes mantuvieron durante cerca de 200 años la propiedad de este negocio ferrón. La visita conjunta a los dos monumentos -castillo y ferrería- ilustra aspectos diferentes pero complementarios del pasado de Bizkaia. Son escenarios, con gran poder de evocación ambos, a través de los cuales conoceremos los modos de vida de la nobleza rural y las fuentes de riqueza en las que basaba su poder. CASTILLO DE MUÑATONES
  • Museo Valentín Berriotxoa
    Este museo reúne una singular colección de objetos y documentos relacionados con la vida del San Valentín de Berriotxoa. Tras su primera etapa ubicado en la casa natal del santo, desde 1966 viene ocupando unas dependencias del Convento de Santa Ana en Elorrio. En 2003 se inauguraron las actuales instalaciones en las que se nos muestra la vida del santo en sus primeros años en Elorrio, con su familia y en su proceso de formación en el Seminario de Logroño. Vendrán después su traslado a Filipinas y su actividad misionera en Tonkin (Vietnam) hasta su martirio en 1862 y el regreso de sus reliquias a Bizkaia. Concluye la visita con unos paneles alusivos al proceso de beatificación y canonización del Santo. El recorrido se ilustra mediante documentos, fotografías, mapas, textos autógrafos, pinturas, piezas de orfebrería y textiles así como con diversos enseres vinculados directamente con la vida y obra de San Valentín de Berriotxoa, copatrono de Bizkaia. Museo Valentín Berriotxoa
  • Torre Loizaga. Museo de coches...
    El Museo de coches antiguos de Torre Loizaga se halla en el reconstruido Castillo de Concejuelo, en el municipio de Galdames. Su visita nos ofrecerá la posibilidad de deleitarnos con una de las mejores colecciones de coches antiguos del mundo. Exclusivos modelos de firmas míticas como Hispano-Suiza, Ford, Ferrari, Jaguar, Lamborghini, Mercedes, Cadillac, mantenidas en perfecto estado de conservación. Aunque lo realmente excepcional que podemos encontrar en nuestra visita a este museo es la más completa colección que existe en el mundo de coches de la marca Rolls-Royce. Podremos disfrutar de todos los modelos de Rolls-Royce hasta que la marca fue adquirida por BMW en 1998, en perfecto estado de conservación. TORRE LOIZAGA. MUSEO DE COCHES ANTIGUOS Y CLÁSICOS info@torreloizaga.com Móvil: +34 649412001
  • La Encartada fabrika-museoa
    Fábrica-museo La Encartada es un enclave centenario dedicado a la producción de géneros de punto de lana, desde su fundación en 1892 hasta su cierre en 1992. Es un ejemplares singular dentro del panorama industrial de Bizkaia. Por un lado, recoge un sector industrial poco representado en el territorio, el textil lanero, que fue motor de implantación de los avances técnicos de la era fabril. Por otro, aún más interesante, se ha mantenido casi intacto desde su fundación y tanto su enclave, su colonia obrera, su sistema de embarrados como su maquinaria, generan un ambiente de gran capacidad evocadora, trasladándose a los inicios de la revolución industrial. La fábrica nació por iniciativa de un indiano de la villa, Marcos Arena Bermejillo, quien levantó el conjunto industrial que básicamente ha llegado hasta nuestros días. Mantuvo hasta su cierre una línea de producción integral, que adquiría la materia prima en crudo y realizaba el hilado de la misma, para después dedicarse a la confección, tanto de boinas (su principal producto), como de mantas, paños, bufandas, calcetines, madejas o pasamontañas. Fábrica-museo La Encartada
  • RIALIA- Museo de la Industria
    La historia, aunque sea la de un paisaje o la de un proceso como el industrial, es necesariamente la historia de los hombres y mujeres que la protagonizaron. Si el hierro fue la materia prima vital para este despegue industrial, no menos importante fue la ría. Es por ello que, Rialia- Museo de la Industria jalona en su fondo permanente estos tres grandes temas, HOMBRE, HIERRO y RÍA, desde una perspectiva histórica, etnográfica y artística. Rialia-Museo de la Industria quiere ofrecer a la ciudadanía un equipamiento cultural de primer orden, como espacio abierto a la cultura, al arte, a la historia y al futuro. Rialia también quiere ser un espacio para el disfrute; un lugar para aprender del pasado, y rendir homenaje a la clase trabajadora, y un lugar exponente de las nuevas tendencias artísticas. La colección del Museo de la Industria está conformada por fondos histórico-artísticos de la SEPI, principalmente una obra pictórica de gran formato cedida por 25 años al Ayuntamiento de Portugalete, además de obras de Nicolás Martínez Ortiz de Zarate, García Ergüin, Nicolás Esparza, Luna y Novicio o Ricardo Gómez Gimeno; y la colección Rialia, adquirida por el Ayuntamiento o conseguida mediante donaciones. RIALIA- Museo de la Industria
  • Museo Athletic Club
    En mayo de 2014, se redactó el plan museológico y el plan director del Museo, esto es, la definición de qué tipo de Museo se quería erigir, para qué y para quién. La intención era que el Museo respondiera a las expectativas de la afición rojiblanca y, a la vez, despertara el interés del visitante foráneo para que así conociera nuestra especial filosofía deportiva.
  • Arkeologi Museoa (Museo de Arq...
    El Arkeologi Museoa es centro de referencia y canal difusor de las investigaciones arqueológicas de Bizkaia a través de sus actividades destinadas a difundir el conocimiento de la historia del territorio, fomentar los estudios arqueológicos y garantizar el depósito, la conservación y la restauración de los materiales arqueológicos. Su exposición permanente nos transporta desde los inicios de la vida humana en nuestro territorio, hace más de 100.000 años, hasta épocas históricas. Arkeologi Museoa (Museo de Arqueología de Bizkaia)
  • Cueva de Santimamiñe
    La cueva de Santimamiñe ha sido, durante gran parte del siglo pasado, lugar de referencia en nuestro territorio. Durante décadas, sucesivas generaciones de vizcaínos han podido recorrer sus galerías y contemplar sus pinturas y grabados rupestres. Hoy, después de 90 años de visitas, es necesaria una profunda labor de limpieza y conservación de la cueva, auténtico tesoro geológico, artístico y arqueológico. Mediante una presentación renovada, en parte física y en parte virtual, el público tendrá oportunidad de conocer y disfrutar del conjunto de una forma sostenible y responsable. Cueva de Santimamiñe
  • El bosque de OMA
    AVISO : El Bosque Pintado de Oma permanecerá cerrado para la realización de labores de mantenimiento y obras de mejora de accesos. El Bosque de Oma, una de las obras má s conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, es una expresión del llamado "land art", corriente creativa que surge a finales de los años sesenta del siglo XX y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima para el artista. Según vamos caminando por el Bosque, las figuras se crean, se componen ante nuestros ojos: en ocasiones la figura de un solo árbol tiene entidad en si misma, mientras que en otros casos es preciso observar el conjunto de varios árboles para comprender la obra. Y además, la percepción de las figuras varía según el punto de observación: las figuras se transforman. En definitiva, una visita personalizada, en la que el artista consigue hacer al visitante protagonista de su obra. El bosque de OMA

Logo de la Diputación