Museoak.bizkaia.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y obtener información estadística sobre los hábitos de navegación. Si continua navegando, se considera que acepta su uso. Para más información, consulte el apartado Cookies

 

Museos

  • El bosque de OMA
    AVISO : El Bosque Pintado de Oma permanecerá cerrado para la realización de labores de mantenimiento y obras de mejora de accesos. El Bosque de Oma, una de las obras má s conocidas del artista vasco Agustín Ibarrola, es una expresión del llamado "land art", corriente creativa que surge a finales de los años sesenta del siglo XX y que tiene como finalidad trasladar el trabajo artístico a la naturaleza, utilizando el paisaje como marco, soporte y materia prima para el artista. Según vamos caminando por el Bosque, las figuras se crean, se componen ante nuestros ojos: en ocasiones la figura de un solo árbol tiene entidad en si misma, mientras que en otros casos es preciso observar el conjunto de varios árboles para comprender la obra. Y además, la percepción de las figuras varía según el punto de observación: las figuras se transforman. En definitiva, una visita personalizada, en la que el artista consigue hacer al visitante protagonista de su obra. El bosque de OMA
  • Txakolingunea
    Mediante medios audiovisuales e interactivos el Txakolingunea de Bakio nos ofrece la posibilidad de conocer las características y el proceso de elaboración del txakoli, un vino singular, único y con carácter propio. Conoceremos la historia y la evolución que en los últimos tiempos han ido transformando al txakoli y a las bodegas, que aunque aferradas a los valores de la tradición, no reniegan de las nuevas tecnologías, introduciendo los últimos avances tecnológicos dentro del proceso de producción tradicional y que han logrado con esfuerzo y dedicación reconocimiento y prestigio. Asimismo comprobaremos que aunque es el txakoli blanco el más conocido y el que cuenta con una mayor producción hay bodegas que también elaboran el txakoli rosado u “ojo de gallo”, que aunque cuentan con una menor producción no dejan de ser particulares y especiales. Txakolingunea
  • Conjunto Histórico de Forua...
    El poblado romano de Forua se sitúa en la colina de Elejalde (Forua) sobre la ribera izquierda del río Oka, en el corazón del Urdaibai. Creado en el siglo I d.C. sobre una superficie de 6 Ha se desarrolló de forma continuada hasta el siglo V d.C. El poblado romano, en función del nombre actual del municipio de Forua, se puede interpretar como un forum o foro (mercado o tribunal) que durante este periodo aglutinó a las poblaciones de su entorno y articuló la influencia de Roma en el valle. Del mismo modo, por su ubicación al pie de la ría, podemos afirmar que fue un importante puerto fluvial para la entrada de productos manufacturados en Bizkaia y para la exportación de mármol de Ereño y del hierro de la zona al resto del Cantábrico. El yacimiento excavado hasta 2012 ha dado a conocer la existencia de catorce estructuras, de diferentes tipologías y usos, construidas en mampostería de arenisca. Además de las cabañas y casas ocupadas por los habitantes, se han localizado numerosos hornos metalúrgicos para la fundición del hierro y varias herrerías para la labra de herramientas, armas y barras de metal. En el subsuelo de la iglesia parroquial de San Martín de Tours fueron documentadas, durante la década pasada, los cimientos de dos plazas porticadas superpuestas, de cronología romana (siglo I d.C.) relacionadas con el posible forum o plaza pública. Sobre estas ruinas, y dentro del templo cristiano, fueron recuperadas diversas necrópolis medievales y la planta de una iglesia gótica, antecesora de la actual, renacentista (s. XVI). CONJUNTO HISTÓRICO DE FORUA
  • Puente Bizkaia
    El proyecto es obra de Alberto de Palacio con quien colabora Ferdinand Arnodin. Su inauguración oficial fue el 28 de julio de 1893. En 1902, con motivo de la visita de los reyes a Bizkaia, se dota al Puente de iluminación eléctrica. El Puente sufre también los abatares de la guerra civil, ya que su tablero, fue destruido por el frente republicano, siendo reconstruido en 1941. En 1998 se inaugura la quinta barquilla y en 1999 la adaptación de la pasarela para que el público pueda admirar la estructura desde dentro. Ambas actuaciones se ejecutan con el máximo respeto a las formas de esta obra genial de ingeniería. Desde 1893, aproximadamente 650 millones de personas han cruzado la ría en la barquilla. La distancia recorrida por esta habría dado 31 vueltas a la Tierra. El 13 de julio de 2006 es declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial. Una paseo de 160 metros a 50 metros de altura, que hará de su visita una experiencia inolvidable. Puente Bizkaia
  • Oppidum de Arrola
    El Oppidum de Arrola es uno de los más importantes poblados indígenas del Cantábrico oriental. Levantado sobre la cumbre de la cordillera de Gastiburu en el siglo IV a. de C., fue el núcleo de población que articuló la vida en Urdaibai hasta el siglo I d.C. El poblado, situado en el monte Arrola, se reparte en la actualidad entre los municipios de Arratzu, Nabarniz y Mendata; abarcando una extensión de 16 hectáreas. Este tipo de fortalezas o castros son los modos más habituales de ocupar el paisaje durante la Edad de Hierro; siendo Arrola el mejor conservado de Bizkaia. Además de su extensión, en Arrola hemos de considerar lo monumental de sus defensas en forma de puertas fortificadas, murallas y fosos. La puerta noroeste, excavada y restaurada, es una acceso en pasillo con desarrollo laberíntico para exponer a los atacantes en todos sus flacos. Además cuenta la fortaleza con una puerta al sur, en proceso de estudio y otra al norte. El conocimiento de la vida en el Oppidum de Arrola se completa con la visita al Centro de Interpretación, Arrolagune (Arratzu), donde se muestra el contexto histórico y cultural que envolvió a este poblado indígena prerromano en su periodo de máxima pujanza (siglos II y I a.C.). /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-bidi-font-family:"Times New Roman";} EL OPPIDUM DE ARROLA
  • Museo Margarita María. De Berr...
    El convento mercedario de la Vera Cruz nos reserva una sorpresa. Alberga un Museo que nos lleva desde Berriz hasta los más remotos lugares del planeta. Un viaje de casi 500 años guiado por obras de arte, documentos, fotografías, películas, pantallas interactivas... Empieza el Museo contándonos la historia del propio convento, desde su nacimiento allá por 1540. Después nos relata la sorprendente vida y obra de Margarita María López de Maturana: llegada al convento a fines del siglo XIX, transformó la clausura en el Instituto Misionero de las Mercedarias Misioneras de Berriz. Una renovadora institución, vanguardista desde su nacimiento, que durante cerca de un siglo, con el anuncio evangélico, ha ayudado a mujeres desfavorecidas de distintos países para que puedan alcanzar su justo lugar en la sociedad. Podemos seguir el proceso de transformación, la implicación de todo el convento, las primeras expediciones misioneras salidas de Berriz, su trabajo en los lugares de destino... Y un tercer bloque nos habla de la actual actividad de las MMB. Partiendo del análisis de la realidad económica y social de cada país, conoceremos su trabajo en respuesta a la situación y necesidades de hoy. Museo Margarita María. De Berriz al mundo
  • Hontza Museoa, Museo de Cienci...
    El Hontza Museoa nace, como idea, allá por el año 1.962, fecha en la que Enrike Huerta, su creador y Presidente de la Fundación Hontza Museoa en la actualidad, iniciado en el mundo malacológico, decide, ante la falta de museos de estas características en Euskal Herria, tratar de ir consiguiendo todo tipo de ejemplares, para, de esta manera y en un futuro más o menos lejano, poder tratar de crear un museo de Ciencias Naturales. En Noviembre del 2014, y tras un periodo de apertura en los años 85-90, surge de nuevo, en una nueva sede, en Mañaria, en el edificio Zumelaga, residencia hasta su muerte, del insigne escritor vasco mañaritarra, Ebaristo Bustinza “Kirikiño”. En una primera fase, se presentan 541 ejemplares, de 21 grupos diferentes, de Botánica, Fungi, Geología Paleontología, Invertebrados y Vertebrados, especies representativas de todo el Mundo, bajo el discurso museográfico “Tamaños, formas, colores y dibujos”, que muestran la gran diversidad de nuestro planeta, en hábitats terrestres, de agua dulce y marinos, con el lema “No se puede defender lo que no se ama, y no se puede amar lo que no se conoce”, eso precisamente “es nuestra misión, te lo enseñamos”. Hontza Museoa, Museo de Ciencias Naturales del Duranguesado
  • Museo Plasentia de Butrón
    En enero de 1999 la Fundación Plasentia de Butrón inauguró este museo con la finalidad de recuperar y exhibir diferentes elementos de la historia de Plentzia y su comarca. El espacio está distribuido en dos plantas. Las maquetas de barcos muestran la evolución de la navegación. El más antiguo expuesto es una nao del siglo XV. Esta fue reemplazada por el galeón, buque de carga y también de guerra, importante en la navegación de altura durante los siglos XVI y XVII. El siglo XVIII supone la aparición de otros tipos de barcos como la fragata, la goleta, el bergantín, etc. Más adelante, en el siglo XIX, surgen los veloces clippers, y a finales de ese siglo, el vapor se extiende sustituyendo a los barcos de vela. El final de este recorrido por la tipología naval se completa con el siglo XX y sus buques mercantes, ferrys de pasajeros y superpetroleros. Algunas de las maquetas expuestas son exvotos, normalmente colgados de la bóveda de las iglesias. Idéntica finalidad tenían varios de los cuadros de barcos, lo que explica el ambiente de tormenta que en ellos se representa. Otros son un recordatorio, en algún caso pintado por algún miembro de la tripulación. Museo Plasentia de Butrón

Logo de la Diputación