Los gigantes y cabezudos de Bilbao llegan al Museo Vasco antes de comenzar su renovación integral